Mientras que sobre ese pueblo solo [los egipcios]
una pesada noche fue extendida,

una imagen de la tiniebla 
que estaba destinada a recibirlos.

Pero todavía más pesada que la tiniebla eran ellos para sí mismos.


Sabiduría 17, 21