Dad el licor al perdido 
y el vino al amargado; 
que beba y olvide su miseria 
y no vuelva a acordarse de sus penas.
Proverbios 31, 7

Comentario: Bebamos el vino de la Nueva Alianza, el licor del Evangelio. Penas y miserias quedarán destruidas.

Un simple versículo de la Palabra de Dios es como una gota de licor en nuestra boca.












7 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Padre, mis hijos duermen, mi esposa descansa y yo busco a Dios guiado por su mano, gracias por el sermonario que lo escucho de camino al trabajo. Dios lo bendiga y a todos los que lo siguen. Abrazo desde Buenos Aires al usted y ahora todos los que lo siguen! PD. Paso todos los días por la puerta del edificio donde vivió Borges y me acuerdo de usted.

Francisco Ponce dijo...

Gracias por crear este blog. Lo he puesto en favoritos, para leerlo a diario al igual que su otro blog.
Saludos y que Dios le bendiga.

Anónimo dijo...

Si, yo también le doy las gracias por crear este blogs, seguro que me ayuda mucho las citas que publica.
Violeta Miller

William Vindas dijo...

Saludos.Buena iniciativa Padre Fortea.Me gustaría saber cuál es la versión en castellano de la Biblia que usa en éste blog.Gracias.

Jeykob Sobrado dijo...

Gracias Padre, por todos estos hermosos Sermones y sus libros. Un Padre que esta evangelizando para todos los continentes. A mis amigos nos les gusta ir a misa pero les he estado mandando su sermones en audios de whatsaap y les ha gustado mucho y me han pedido el link del sermonario. Si no van a misa por lo menos que escuchen el evangelio que usted da. Ya es algo les puede quedar. :)

Que Dios le de mucha salud para seguir escuchándolo y mas Sabiduría para guiar a la ovejas de su pueblo que usted toma con mucho cariño.

Mariana Ramírez Miranda dijo...

Padre esta idea del Evangelio en la página de inicio esta genial !!!.... Ahora que estoy en exámenes finales me ayuda para hacer presencia de Dios durante los estudios =)
MUCHAS GRACIAS!!

Anónimo dijo...

En esa. Situación me siento desgraciada