Sucedió que mientras [Zacarías]
oficiaba delante de Dios,
en el grupo de su turno, le tocó en suerte,
según el uso del servicio sacerdotal,
entrar en el Santuario del Señor
para quemar el incienso.

Lc 1, 8-9


































2 comentarios:

Pedro dijo...

El incienso olor a Gloria Celestial.Auyenta todo el mal y viene la Paz del Señor.

violeta miller dijo...

El incienso... El olor que precede a Jesucristo. Cuantas veces lo he olido, incluso en el coche.
Gracias Jesús.