¡Oh, si escucharais hoy su voz!

Salmo 95, 7


































2 comentarios:

violeta miller dijo...

Dios mio, que yo no endurezca mi corazón que este siempre abierta a la voz de tus palabras, para que enderece mi camino y haga siempre tu voluntad.
Jesús quiero ser junco en tus manos.

Pedro dijo...

¡¡¡Oh Dios mio en este mundo de ruidos y sobresaltos no tenemos tiempo de meditar y oir tu palabra !!!.Así nos va.Perdóname Dios mio,de noche rezo y te llevo muy adentro.Amén+