Alabad a Yah,
alabad el nombre de Yahveh,

vosotros, siervos de Yahveh

que estáis en la Casa de Yahveh,
en los patios de la Casa de nuestro Dios.

Salmo 135, 1-2

























2 comentarios:

Pedro dijo...

Dios mio pérdonanos nuestros pecados pues tú eres nuestro Padre y nosotros tus siervos.Limpianos de toda inmundicia y llénanos de tu Espiritu Santo pues ciegos estamos de no ver lo efimero de las cosas de esta vida y de la grandeza de estar contigo en el Cielo.Amén+

violeta miller dijo...

YAHWEH quien es el Todopoderoso, el Creador del Universo, El que suple hasta las más mínimas necesidades de Su pueblo, los que confían obedientemente y se abandonan a Sus tiernos y amorosos cuidados.