Alabadlo, cielos de los cielos,
aguas que estáis sobre los cielos.

Salmo 148, 4





































































7 comentarios:

Pedro dijo...

Dios mio toda alabanza es poca para agradecerte tantos favores concedidos a la reberenvia de tu Gloria Celestial.Tú nos creastes a tí volveremos y veremos tu rostro mi Dios.Amén+

violeta miller dijo...

Te alabo Dios mio porque todo lo hiciste bien, toda la creación te alaba, puesto que eres su Creador.
Que lo que me quede de vida sea una alabanza a ti Señor.

Juan Ares dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Ares dijo...

Estoy cargado de pecados. A ver si este blog me ayuda. Acostumbro a estar seco ante la palabra de Dios, pero lo intentaré.
Tanto los cielos como las aguas existen gracias a Dios y su acción creadora. Pero no sólo existen sino que además están llenos de belleza. El cielo puede vestirse de azul, negro, negro con estrellas, gris, naranja, violeta... Las aguas forman nubes pequeñas, grandes, blancas, grises, y luego al caer, lo hacen de forma vertical, o diagonal, o en forma de copos de nieve. Así los cielos y las aguas pueden bendecir a Dios por haberles creado y por la belleza que les dio. Y también pueden deducir que este Dios que les ha creado y con tanta belleza, es un Dios bueno que merece alabanza.

violeta miller dijo...

A mi me pasa un poco como a ti Juan, suelo estar muy seca ante la palabra de Dios, Él sabrá por qué, aunque intento también verlo en la creación, eso me ayuda un poco, pero poco, ya te digo que estoy muy seca. Aunque se que lo importante es amarle aunque se camine por valles oscuros...

Anónimo dijo...

Nada está por encima de Dios

Mar Sanfrutos dijo...

Alabado eres por siempre Señor, en tus Ángeles y en tus Santos. Gloria a Ti, Señor!

Quién como Dios? Eres mi roca, mi alegría, feliz en mi nada de reconocerte mi Todo. Gloria, Gloria, Gloria a Ti, Señor!